El sol y sus efectos en tatuajes y pieles

lunes, 18 junio, 2018

En este artículo explicaremos como la exposición al sol puede ser destructiva para la piel y los tatuajes. La piel es un lienzo  perfecto para el arte del tatuaje, pero también es un órgano muy importante.

¿Qué sucede cuando nos exponemos al sol?
La piel tiene tres capas ;Epidermis, Dermis e Hypodermis.

La tinta de los tatuajes se inyecta entre la Epidermis y la Dermis, ahí se encuentran una células llamadas Melanocitos. Estas células cuando se exponen al sol producen una sustancia, Melanina oscura que llamamos bronceado. Nuestra piel se broncea para crear un filtro oscuro que defienda las capas de los rayos UV destructivos.

¿Cómo influye el sol en los tatuajes?

El bronceado hace que tu tatuaje parezca diferente, distorsiona los colores, especialmente los colores brillantes, tiene un efecto similar al de la eliminación de tatuajes con láser.

Los rayos UV que no detienen por el filtro de bronceado pasan a través de él y dañan a las moléculas de tinta,n uestro sistema inmunológico trata de deshacerse de las partículas de tinta más pequeñas y romper los más grandes.

El proceso se intensifica en gran medida por la exposición al sol, el bronceado acelera la descomposición de la tinta y hace que el sistema inmunológico inicie la reparación del daño.

Mientras que el daño de la piel se repara, tu tatuaje está perdiendo vitalidad.

Un ejemplo muy claro al que podemos comparar los tatuajes en nuestra piel, es con una galería de arte o museos, las pinturas nunca están expuestas al sol, y las luces que las iluminan son especiales ya que el exceso de luz puede afectar a las pinturas y dañar el lienzo.

Por todo ello el uso de cremas solares dedicadas cien por cien al cuidado del tatuaje como es Tattooderma Sun es el único remedio para que tu tatuaje luzca después de diez años como el primer día.